Sexo y salud

el .

sexualidad femenina 2Estos problemas pueden tener causas físicas o psicológicas.

Las causas físicas pueden incluir enfermedades como:

  • Diabetes.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Trastornos nerviosos.
  • Problemas hormonales.

Algunas drogas también pueden afectar el deseo y la función.

Las causas psicológicas pueden incluir:

  • Estrés relacionado con el trabajo y ansiedad.
  • Depresión o preocupaciones sobre problemas maritales o de relaciones.

Para algunas mujeres, el problema es resultado de traumas sexuales en el pasado.

Los problemas ocasionales con la función sexual son comunes. Si sus problemas duran más de algunos meses o generan angustia en usted o en su pareja, debe consultar a su médico para realizar estudios complementarios y realizar su manejo para lo cual existen varias opciones de acuerdo a cada caso particular.

La mayoría de la veces las mujeres prefieren evitar este tema lo que con el tiempo conlleva a deterioro de la relación de pareja y en el autoestima de la mujer, la salud sexual se refleja en todo tu cuerpo y mantienes en forma desde tu corazón hasta la lozanía de tu piel. Cuando tenemos sexo, entran en juego hormonas -como la serotonina, la oxitocina, la dopamina y la prolactina- que nos hacen sentir felicidad, placer y relax, lo que nos ayuda a evitar el estrés.

Al mismo tiempo, esta catarata de hormonas promueve la regeneración de nuestras células evitando así la aparición de arrugas. Con la excitación y el clímax, más las hormonas que se liberan durante el orgasmo, mejora el flujo de sangre que circula por todo el cuerpo; y así llega a transportar más oxígeno a cada célula, incluyendo las de la piel.

De esta forma, el aspecto de la piel mejora y se ve más hidratada, independientemente de la edad. Con apenas una "sesión de besos" con nuestro compañero, se liberan un montón de hormonas que estimulan la producción de colágeno. Esta sustancia es la encargada de darle firmeza, brillo, suavidad y frescura a nuestra piel.

Los movimientos y el contacto piel con piel a la hora de tener relaciones sexuales eleva la temperatura de nuestro cuerpo y nos hace sudar, eliminando las toxinas y el exceso de grasa acumulada en los poros. Tener sexo corrige cualquier desbalance hormonal y el estrés que pueda estar generándote el acné.

Dormir como un angelito luego de una noche de pasión también significa mucho para nuestra belleza, pues las hormonas oxitocina y prolactina –las que se liberan antes y después del orgasmo- promueven un estado de relax y somnolencia que te hacen dormir plácidamente. Un buen descanso te ayuda a combatir las ojeras y la aparición de "bolsas" debajo de los ojos.

¡El sexo es un excelente ejercicio!

Sobre todo si practicas las posiciones sexuales más exigentes. Se estima que en una hora se pueden llegar a quemar 170 calorías (85 por media hora), que si bien no es mucho en sí mismo, si lo multiplicas y evalúas por ejemplo a lo largo de una semana o un mes, sin duda es una cantidad considerable. Una mejor circulación sanguínea llena de oxígeno y transporta más rápidamente los nutrientes a las células de todo el organismo esto sin dudas, repercute en la salud de nuestro cabello y en el crecimiento de nuestras uñas. 

Con todos estos beneficios del sexo sin duda, la conclusión es que el sexo nos ayuda a resaltar nuestra belleza.

Si tienes dudas o alguna molestia que te impida llevar una vida sexual saludable consulta con tu ginecóloga.