Falta de lubricación o resequedad vaginal

el .

 

resequedad vaginalNo afecta únicamente tus relaciones de pareja. La lubricación natural de la vagina tiene un pH ligeramente ácido, que permite que la zona genital se mantenga libre de infecciones. Sin esta lubricación natural, estás más expuesta a las bacterias. Si padeces este problema, acude a tu ginecólogo. Él te examinará y te proporcionará un tratamiento adecuado. Entre las causas más frecuentes de la resequedad vaginal, tu médico contemplará las siguientes.

Cambios hormonales
La causa más frecuente de la resequedad vaginal son los cambios hormonales. El estrógeno es responsable de la humectación y lubricación vaginal, por lo que un descenso en los niveles de esta hormona producirá resequedad. El descenso de estrógeno está asociado a varios eventos de la vida de la mujer: menopausia, embarazo, parto y lactancia.

El tratamiento más común para la resequedad vaginal causada por cambios hormonales es un lubricante vaginal. Son preferibles los lubricantes de acción prolongada y a base de agua, ya que los productos a base de petróleo pueden favorecer el desarrollo de infecciones. Además, los lubricantes a base de petróleo debilitan y disminuyen la resistencia del látex de los preservativos. Sin embargo, en el caso de las mujeres en la menopausia la resequedad vaginal también puede ser tratada con una terapia de estrógeno vaginal, con el propósito de reemplazar esta hormona.

Falta de juego previo
Otra causa frecuente de la resequedad vaginal es la falta de juego previo antes del sexo. Si una mujer no se siente del todo excitada, no estará lista físicamente para mantener una relación sexual. En este contexto, la falta de lubricación indica que la mujer necesita de una mayor estimulación antes de la penetración. Ahora bien, en el caso en que quieras mantener una relación sexual sin mucho juego previo —como cuando tú y tu pareja están dominados por la pasión—, entonces necesitarás usar un lubricante vaginal para evitar molestias durante el coito y así puedas disfrutar el momento.

Medicamentos
Hay medicamentos que tienen como efectos secundarios la reducción del deseo sexual, lo que produce una falta de lubricación. Los estudios médicos han demostrado que algunos antidepresivos están ligados a la resequedad vaginal, ya que interfieren en el mecanismo fisiológico de respuesta a un estímulo sexual. La ingesta de algunos antihistamínicos también produce efectos similares, ya que deprimen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. Sin embargo, una vez suspendido el consumo de estos medicamentos, los efectos secundarios desaparecerán paulatinamente.

Dependiendo de la causa de la falta de lubricación vaginal, será el tratamiento que se deberá seguir para solucionarlo. Algunos períodos de sequedad ocasionales se encuentran dentro de lo normal y de hecho estas etapas se irán haciendo más frecuentes a medida que la mujer se va haciendo mayor. En caso de que la falta de lubricación se prolongue, lo ideal es visitar al ginecólogo para que pueda chequear la causa de esa situación e indicar el tratamiento a seguir.